Sistema Circulatorio – Se traslada sangre abundante en oxígeno a un 100% del cuerpo. Se estimula el flujo linfático vigorizando la química de la sangre para que el cuerpo se desintoxique por sí mismo de venenos y toxinas, eliminándolas a través del sudor y la orina. Por tanto será más eficiente en su acción contra las enfermedades (virus y bacterias).

Sistema Cardiorespiratorio – A pesar del trabajo estático del Hatha Yoga la capacidad cardiaca va aumentar notablemente, por lo tanto existe también una mejoría significativa a este nivel. Se acentúa el intercambio de gases desde y para los pulmones, limpiándolos de impurezas y aire viciado, de esta forma el corazón, los pulmones y el cerebro reciben un suplemento extra de oxígeno y se revitalizan.

Sistema Osteomuscular – Gracias al calor conseguimos acceder a los músculos en profundidad de forma segura mientras se potencia el estiramiento y la compresión, evitando así lesiones y recuperando mayor flexibilidad a corto plazo. Se estimula la nutrición hacia el tejido óseo y conectivo (huesos, cartílagos, tendones, ligamentos, fascia), aumentando la densidad ósea, recuperando la rigidez articular. Mejora visiblemente la libertad de movimiento y el cuerpo se alinea a sí mismo, lo que conduce a una correcta higiene postural.

Sistema endocrino, digestivo, inmunológico y reproductor – Con cada postura se efectúa una compresión en zonas específicas del cuerpo y en cada relajación la sangre saludable fluye con más fuerza produciendo un suave masaje a los órganos internos y las glándulas. De esta manera se restablece la función hormonal y se regulan estos sistemas del cuerpo optimizando sus procesos. 

Sistema Nervioso – A través del trabajo continuo sobre la espina dorsal todas las fibras nerviosas son gentilmente estiradas, masajeadas y estimuladas durante las posturas y por tanto se tonifican las conexiones nerviosas con los músculos y los órganos internos y se estimulan los centros asociados en el cerebro. Se libera la tensión muscular, emocional e intelectual por lo que se relaja completamente el sistema nervioso recuperando la sensación de tranquilidad y armonía interior. Se restablece la comunicación entre cuerpo y mente.